Mes: noviembre 2014

Feria del caballo, Jerez

Es curioso como Jerez ha sobresalido siempre por su tesón de estar en primera línea en todas sus empresas y que, precisamente por ello, la ciudad ha figurado por delante de la mayoría de las de España a la hora de situarse en vanguardia en cuanto a la industria, el comercio, la cultura, el deporte, etc.

Concretamente en este último aspecto, Jerez ha sido sin duda adelantada a su propio tiempo y así, ya se jugaba al fútbol aquí en 1895, diez años antes al tenis y veinte años antes de concluir el pasado siglo, el Marqués de Torresoto establecía el “Veloz Club” dedicado al Ciclismo. Curioso es resaltar también que el Real Automóvil Club de España fue fundado precisamente en Jerez, el año 1910 y aquí tuvo su sede alrededor de diez años, hasta su definitivo traslado a Madrid; como igualmente es preciso mencionar que llegamos a poseer -¡insólito, pero cierto!- un Club de Regatas, fundado en 1868 que disputaba reñidas competiciones con las de El Puerto de Santa Maria, Cádiz, Huelva o Sevilla.1024px-Royal_Andalusian_School_of_E.A._2

Sin embargo, ha destacado siempre de forma poderosa la afición de los jerezanos al deporte hípico y precisamente por ello, ya en los principios del siglo anterior se disputaban Carreras de Caballos, bien organizadas, mucho antes de que se hiciera en ningún otro lugar de España. El denominado “Jockey Club” de Jerez fue fundado en el año 1868 y poseía un hipódromo de dimensiones oficiales en los llanos de Caulina, con toda clase de servicios, tribunas, cuadras y cuanto demandaba tal actividad.

Sería sin duda la predilección de los jerezanos por el caballo, la vinculación del noble animal a la propia historia de la ciudad, la que propiciaría la puesta en marcha de la denominada Semana del Caballo en Jerez, y como continuación de ésta el nacimiento de la actual Feria del Caballo.

La Feria de Ganados

Pero habrá que retroceder en el tiempo, y tomando como referencia aquella frase de Armando Palacios Valdés, que afirmaba de Jerez “que era una gran fábrica de optimismos”, recordar la feria de hace años; la de Abril.

Era la de entonces una feria muy distinta, a la que la gente iba -según testimonios de la época- precisamente a la hora en que, en la actualidad, suele retirarse a descansar, es decir, al amanecer. Porque gustaba de acudir a la Feria de Ganados, donde entre animales de diversas especies alternaban puestecillos donde se vendía aguardiente o coñac, para recorrerla de un extremo a otro, viendo aquí las ovejas, allí los cerdos; por un lado los caballos, en otro el ganado vacuno. Y en general, ese mundo multicolor y pintoresco de los tratos, que concitaban en torno a quienes lo efectuaban un círculo de curiosos que disfrutaba con el “tira y afloja” de quien deseaba comprar y del que -cualquier argumento valía- quería colocar la mercancía.

Pocas casetas y menos medios que se empleaban para su construcción, porque entonces no existían los actuales módulos del Ayuntamiento y cada cual se las ingeniaba con lonas, tablas y lo que viniera a mano para crear ese recinto efímero en el que vivir las jornadas feriales. La luz, un lujo, porque predominaba el carburo. Y de la Ciudad al Parque, la obligada travesía del Paseo de Capuchinos o del Callejón del Cementerio, con parada obligada -para la primera copa- en el kiosco de madera que estaba en la rotonda, a la mitad del referido Paseo. Era otra feria, en la que una menor afluencia hacía posible una mayor unión, más intimidad, el espontáneo baile por rumbas o bulerías, porque la sevillana aún no había cobrado el auge actual. La tapa en lugar del guiso, que eran pocas las casetas con riqueza gastronómica, salvo las comerciales; cacharritos de tracción manual o “de empujar”, como se les llamaba; y la copa presta siempre para la alegría del jerezano.

Toda la evolución de Jerez plasmada en el recuerdo, cuando los caballos competían en el Hipódromo de San Benito, que daría paso a Chapín más tarde, o el popular “Ochele” ponía la nota peculiar de su gracia y su arte con el baile del Cepillo. Y el correr de los años traería la figura inconfundible y exótica de aquel escocés -Pepe para los amigos- que se las bebía…

Y la Venta San José, en terrenos de la Feria de Ganados, a cuyo lado jugaba el Xerez F.C., que más tarde sería la de Maribal. O la también conocida de La Pañoleta, junto a la que se instalarían, entre otros, Los Lagartos. Y aquel cochero señorial –“El Cachorro”- especializado en transportar a todos los artistas bohemios de su época, que lo tomaban por punta cuando la feria llegaba. O los carros de tiro, con una bota de fino y otra de oloroso, que se instalaban en el recinto del ganado, donde vendían su mercancía a pocas perras el “vasuco”. Y las raciones en sobrecitos… Todo un caudal de evocaciones que se confunden con la algarabía del recinto, y prenden en la noche la renovada ilusión ferial de los más viejos.

Página web oficial Feria del caballo, Jerez de la Frontera

http://www.ivoox.com/primavera-por-sevillanas-especial-feria-del-caballo-2012_md_1216778_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios

II Congreso Universitarios de Comunicación y Eventos. Madrid 2014.

El pasado mes de abril, tuve la oportunidad de asistir al II Congreso Universitario de Comunicación y Eventos, la cita tuvo lugar en Madrid.

 

 

“La escenificación del mensaje”.

Se celebrarion los días 3, 4 y 5 de abril de 2014 en Madrid, promovido por el Instituto Superior de Protocolo y Eventos (ISPE) y el Instituto Universitario de Protocolo de la Universidad Camilo José Cela (UCJC), el Departamento de Periodismo IV de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo (IMEP) centro adscrito de la Universidad pública Miguel Hernández de Elche, la Asociación Española de Protocolo (AEP), la Asociación Catalana de Protocolo y Relaciones Institucionales (ACPRI), la Asociación de Técnicos de Protocolo y Relaciones Públicas e Institucionales de Galicia, la Asociación de Protocolo y Asesores de Comunicación de les Illes Balears y Ediciones Protocolo (Revista Protocolo). En esta ocasión, la temática del Encuentro tendrá como reclamo central la “Escenificación del Mensaje”, es decir,  la puesta en escena de los eventos, las claves actuales de comunicar a través de ellos por las organizaciones promotoras y el poder comunicacional, de marketing y de ventas que puede emplearse a través de los mismos.

Constituye objetivo fundamental analizar diferentes aspectos que definen al sector profesional dedicado a la organización de actos en los tiempos actuales y el salto cualitativo que la sociedad moderna ha dado desde el tradicional protocolo y comunicación tanto de instituciones públicas como empresariales y privadas hasta el actual que exigen los promotores en la búsqueda de nuevos eventos que respondan a las realidades y necesidades comunicacionales de los tiempos. Es opinión mayoritaria que atrás ha quedado el concepto del protocolo vinculado a normativas, costumbres, tradiciones, poder, instituciones, políticos y diplomacia, para adentrarse de forma transversal en toda la amplia gama de eventos que se promueven en los tiempos que corre. Buena parte de ello se debe a la evolución de las normas y la costumbres, y al importante hecho de que los eventos que empiezan a consolidarse como parte de la estrategia global de la comunicación, el marketing y las relaciones institucionales, internacionales e interculturales.

Especialistas de diferentes ámbitos del conocimiento en las materias planteadas y profesionales de las instituciones públicas y empresas privadas disertaron sobre la comunicación a través de los eventos, centrándose en esta ocasión en la búsqueda y el análisis de nuevos formatos con mensaje para los actos oficiales, empresariales, del mercado de reuniones, de la industria cultural, del entretenimiento y los estrictamente sociales, entre otros.

Captura-de-pantalla-2014-03-01-a-las-19.24.25

Cambio de ciclo

Vivimos tiempos en que los sectores productivos demandan alternativas a la forma de entender y ejecutar sus eventos, buscando en ellos una inversión que contribuya a la cuenta resultados (ROI) o una adecuada Reputación Social Corporativa (RSC), así como a las políticas de  sostenibilidad y accesibilidad, entre otras. Una práctica que se extiende a los sectores oficiales que requieren igualmente, a juicio de los expertos, nuevas formas de presentar y desarrollar sus eventos, sin perjuicio del equilibrio entre las singularidades institucionales, tradicionales y culturales de las instituciones, y lo que representan, por una parte, y la aplicación de técnicas renovadas que faciliten el mensaje y acerque a los representantes públicos a sus ciudadanos, por otra.  Estamos ante un evidente cambio de ciclo en este sector en el que es más necesario que nunca reflexionar y reciclarse porque la evolución es, sin lugar a dudas, muy notable.

Es ya una realidad que los actos constituyen una herramienta eficaz en la comunicación integral de quienes lo organizan, que persiguen unos objetivos concretos y que deben obtener un retorno favorable de la inversión. Pero, ¿cómo se alcanza el éxito pretendido en cada una de las acciones? Cualificados expertos compartirán sus conocimientos a través de experiencias reales con las que han intentado alcanzar sus objetivos.  Lo mismo harán destacados investigadores que han analizado el sector y profundizado en la materia.

Este II Congreso se pretendió mostrar la realidad actual por el que avanza el sector de los eventos, tanto a nivel oficial como no oficial. Se pretendió mostrar las tendencias actuales que sitúan a este sector en una posición estratégica y de privilegio, en unos momentos que comienza a reconocerse su importancia y su fortaleza en un mundo en crisis. Expertos económicos apuntan al mercado de eventos como uno de los de mayor crecimiento en 2014, tendencia que irá en aumento en futuros años.

Renovación de los Eventos

Durante tres días profesionales y estudiosos hicieron que la Comunicación, el Protocolo, la Organización de Eventos, el Marketing y otras disciplinas, se den la mano para acreditar la importancia que tiene la interdisciplinaridad para lograr una correcta y acertada escenificación de lo que se pretende trasladar a través de los actos. Llega una etapa en la que empresas e instituciones públicas precisan renovar las bases conceptuales de sus eventos y este Congreso constituye un buen marco para debatir el camino a seguir y las herramientas a utilizar.

Tras el éxito del I Encuentro, celebrado en mayo de 2013, esta segunda edición mostró la verdadera cara de un sector que está en plena revolución. Se abordaron aspectos singularmente esenciales para los profesionales de la organización de eventos, como el coste y honorarios de los profesionales que ejercen bien por cuenta propia o ajena y, obviamente, se analizaron las bases para la convocatoria de concursos públicos para la adjudicación de eventos y los criterios para la selección de profesionales tanto en la administración pública como en el sector privado, cuestiones que bien reguladas podría contribuir a acotar la lacra del intrusismo. Nació en este Congreso el nuevo sello de las empresas OPE, Organizadores Profesionales de Eventos, una de las alternativas para potenciar la profesionalización del sector y garantizar la calidad de prestación de los servicios.

Todo ello en un momento en el que los organizadores de eventos estamos en el punto de mira de gobernantes, políticos, empresas y ciudadanos en general y en el que los profesionales conciben los eventos como acciones de retorno favorable y no como los mal denominados gastos de protocolo. Una situación oportuna para hacer llegar a la Sociedad lo que realmente representa en la economía mundial nuestro sector y sus aportaciones a la creación de empleo y al incremento del Producto Interior Bruto de cada país.

 

10151948_10201941457807167_210589843_n