Fiesta de San Cecilio

Antecedentes históricos.

San Cecilio y sus compañeros San Hiscio y San Tesifón, discípulos de Jesucristo, vinieron a España a las órdenes del apóstol Santiago, hacia los años 62 a 64 de nuestra era, estableciéndose en Granada, donde fundaron una sede episcopal, predicando el evangelio hasta que murieron, quemados vivos, bajo el imperio de Domiciano.

Después de la conquista, Granada intenta adaptarse a la sociedad española de los Austria, y uno de los elementos más relevantes de esta sociedad fue la Iglesia. Pero los ocho siglos de vida islámica siguen imponiendo ciertas condiciones a la plena integración. Durante estos ochocientos años Granada carecía de una historia eclesiástica propiamente dicha, y los pocos textos existentes sobre la iglesia mozárabe de Ilíberis eran desconocidos. Esta falta de datos ocasionaba un vacío que pesaba mucho a los granadinos. En este ambiente de expectación religiosa surgieron los descubrimientos de la vieja torre Turpiana, alminar de la antigua mezquita mayor, en 1588, donde se halló una caja de plomo pequeña, bien embetunada que contenía;  una tabla con la imagen de la Virgen, un lienzo, un hueso y un pergamino con texto escrito en latín, árabe y castellano. En recuerdo de este hallazgo, es la entrega de las cajitas de orfebrería con incienso en lágrimas (estoraque). Más adelante, en 1594,  Francisco Hernández y Sebastián López hallaron en una cueva, en el monte de Valparaíso,  unas láminas de plomo que contenían la historia del martirio de los santos Cecilio, Hiscio y Tesifón. Ante este hallazgo, el Arzobispo de Granada, don Pedro de Castro Cabeza de Vaca y Quiñones, ordenó continuar las excavaciones y se hallaron restos óseos, cenizas y varias láminas de plomo: Los conocidos como Libros Plúmbeos.

Tras un largo proceso de controversia, las reliquias son declaradas auténticas, en el Sínodo reunido en Granada por el Arzobispo Don Pedro de Castro y Quiñones en 1600.  Con este motivo se celebraron unas espléndidas fiestas en la plaza de Bib-Rambla, el 30 de abril, costeadas por el Ayuntamiento. Esa noche se quemó un suntuoso castillo de fuegos artificiales. Más tarde, el Arzobispo de Granada funda, en 1607, la Iglesia Colegial dedicada a San Cecilio. Se convierten las Santas Cuevas en un espacio ritual que concentrará las prácticas religiosas de la sociedad contrarreformista. La necesidad de sacralizar no sólo la ciudad sino también su entorno dará lugar a la aparición de los “Montes Sacros” o Sacromonte, bajo la influencia sacralizante italiana de finales del siglo XV. Con la fundación de la iglesia colegial del Sacromonte Granada cerró una etapa de transición de ciudad mora a la ciudad cristiana, pero asumiendo a la vez su tradición morisca.

Dentro de este espíritu contrarreformista, y ante la abundancia de advocaciones y fiestas religiosas, el Papa Urbano VIII promulga una bula, expedida en Roma el 13 de septiembre de 1642,  en la que se regula el número de ellas. En 1646, tomando como referencia La Bula Papal el Arzobispo de Granada, Martín Carrillo y Aldrete,  y ante las reiteradas peticiones de la Iglesia y ciudad de Granada manda: “ que desde hoy día de la fecha en adelante para siempre jamas se tenga y guarde por dia festivo y de guardar en toda esta ciudad el primer día del mes de Febrero en cada año que es el mismo en que derramó su sangre en las cabernas del Sacromonte Illipulitano el glorioso Obispo y Mártir San Cecilio en defensa de la fe y verdad que nos enseñó pasando de ésta vida a la eterna donde está siempre defendiendo y amparando esta Ciudad de Granada…”, quedando así instituida la Festividad de San Cecilio como patrón de la Ciudad de Granada, el día 1 de febrero.

 

CEREMONIAL ACTUAL 

El primer domingo del mes de febrero, va la Ciudad a la Abadía del Sacromonte, a la solemne función cívico religiosa que celebra en honor de nuestro patrón principal San Cecilio, con motivo de su fiesta en la Abadía.

Dos semanas antes de la fiesta, los dos Ilmos./as Sres./as Comisarios/as nombrados al efecto para preparar su celebración, van en representación de la Ciudad a la  Abadía del Sacromonte, en coches municipales, y llegan hasta la placeta de la Cruz de los Canteros, por el camino nuevo, recibiéndoles, en el umbral de la puerta principal, los Reverendísimos e Ilustrísimos Señores Prebendados, nombrados como Comisarios por la Abadía para esta fiesta, reuniéndose para tratar y ultimar la organización de la función cívico religiosa y los actos previstos. Ultimada la reunión, les acompañan y se despiden en la placeta, en igual forma que a la llegada, haciéndoles las cortesías de despedida a los representantes de la Ciudad.

El miércoles anterior a la celebración de la festividad, bajarán a las Casas Consistoriales los Reverendísimos Señores Comisarios nombrados por la Abadía del Sacromonte para la celebración de la fiesta, siendo recibidos en la puerta principal por el Jefe de Protocolo y por la Policía Local que les acompañarán y escoltarán hasta la puerta principal de la Alcaldía, donde les recibirán los/as Ilustrísimos/as Señores/as Comisarios/as Municipales, trasladándose al despacho oficial del Excmo./a Sr./a Alcalde/sa, donde le expondrán los preparativos y la organización de la fiesta. Al finalizar, los Reverendísimos Señores Comisarios Sacromontanos, serán acompañados por los Ilmos./as Sres./as. Comisarios/as Municipales hasta la puerta principal de las Casas Consistoriales, donde se les despedirá, haciéndoles las cortesías de despedida a los representantes de la Abadía.

 

image_154547_jpeg_800x600_q85

A las once horas del día de la festividad de San Cecilio, se forma la comitiva de la Ciudad para subir a la Abadía del Sacromonte. Las Señoras y Señores Capitulares del Excmo. Cabildo Municipal de Granada y el Sr./Sra. Secretario/a General del Ayuntamiento se reunirán en el Salón Capitular de las Casas Consistoriales, vestidos de traje oscuro, con sus insignias y medallas capitulares. El Excmo./a Sr./a Alcalde/sa portará su bastón de mando. El orden de la comitiva será el siguiente: en primer lugar  irá el Pertiguero de la Ciudad, vestido con ropas de damasco y terciopelo negro del siglo XVI, con la Pértiga antigua de plata y collar; a continuación los cuatro Porteros de la Ciudad, cubiertos, con similar vestimenta y con las varas de plata, que guardan las puertas de las estancias consistoriales; irán escoltados por los cuatro Maceros de la Ciudad, vestidos con ropas de damasco carmesí del siglo XIX, con las mazas de plata barrocas, cubiertos y con escolta posterior de cuatro Policías Locales de gala, mandados por el/la Jefe de la Policía Local, a continuación irá el Excmo./a Sr./a Alcalde/sa, el/la Policía Local  de gala que, como alférez, porta su Guión, el/la Responsable de los servicios de Protocolo, dos ordenanzas de uniforme. Con anterioridad los Ilustrísimos Señores Comisarios subirán en un vehículo oficial hasta la Abadía del Sacromonte, donde recibirán a toda la comitiva y al resto de autoridades.

Veinte minutos antes de las doce horas, se formará ante la puerta principal de las Casas Consistoriales la comitiva de vehículos municipales, en la que se partirá, abriendo paso, dos motoristas de la Policía Local, y al final, el coche oficial del/la Excmo./a Sr./a Alcalde/sa, con su banderín de Granada, y, cerrando, otros dos motoristas de la Policía Local, dirigiéndose por la calle Reyes Católicos, plaza Isabel la Católica, Gran Vía de Colón, calle Tinajilla, plaza de Elvira, Acera de San Ildefonso, calle Real de Cartuja, carretera de Murcia, Haza Grande, Camino Viejo del Fargue y acceso por San Cristóbal a la Abadía del Sacromonte.

A las doce horas llegará la Comitiva a la puerta principal de la Abadía del Sacromonte, cuya fachada se habrá engalanado con banderas de España, Andalucía y Granada.

El/la  Excmo./a Sr./a. Alcalde/sa saludará a la Excmas. e Ilmas. Autoridades e invitados presentes, que pasarán a ocupar sus lugares en la iglesia. La Excma. Corporación Municipal se formará en su orden habitual ante la puerta,  escoltados en sus lugares laterales extremos por los Maceros y por los Policías Locales de gala, interpretándose por la Banda de Música Municipal, situada enfrente, el Himno de Granada, de Andalucía y la Marcha Real e Himno Nacional de España, que se escucharán en posición de firme. Ultimados los himnos, ordenadamente, la Comitiva accederá a la iglesia, saludando, a la entrada, a los Reverendísimos Señores Comisarios Sacromontanos, en traje coral, presentados por los/las Ilmos./as Sres./as Comisarios/as Municipales, situándose posteriormente según sus precedencias, el/la Excmo./a Sr./a. Alcalde/sa presidiendo, y a ambos lados las Excmas. Primeras Autoridades invitadas y asistentes invitados en sus lugares señalizados, auxiliados en su localización por el/la Sr./a. Responsable del servicio de Protocolo y ordenanzas municipales designados al efecto; cerrando la Presidencia, en sus extremos, los/las Ilmos./as Sres./as Comisarios/as Municipales, y en los bancos, a continuación, en las primeras filas, los/as Ilmos./as Sres./as. Tenientes de Alcalde y Concejales en su orden habitual; en las segundas filas, el resto de las Excmas. Autoridades asistentes. En los bancos situados en el lado derecho del crucero los restantes invitados, y en el izquierdo, los representantes de los medios de comunicación social y prensa con el/la Jefe del Gabinete de Información y Prensa del Ayuntamiento.img_4024

Tras la Presidencia, se situará el Guión  de la  Policía Local, los Policías Locales de gala y Pajes, vestidos a la usanza del siglo XVIII, con casacas color rojo; y cerrando, el Pertiguero y los Porteros. En el altar mayor se colocarán el Escudo Antiguo de la Ciudad de Granada, adornándose el resto de la iglesia con las grímpolas,  en terciopelo carmesí, bordados en oro con las “F”, “Y” y granadas coronadas.

Inmediatamente, se celebrará en la Solemne Función Religiosa, la Santa Misa, oficiada por el Reverendísimo y Excelentísimo Señor Arzobispo de Granada, vestido de pontifical con mitra alta, capa magna y báculo de la época, auxiliado por los señores canónigos. Actuará un coro interpretándose música religiosa barroca.

En el ofertorio, estando la ciudad sentada, los/las  Ilmos./as Sres./as Comisarios/as Municipales, saldrán fuera del aprisco, al altar mayor, a presentar la ofrenda tradicional de ramos de flores naturales, adornados con cintas con los colores de las banderas de España, de Andalucía y Granada. El estoraque, incienso en lágrimas en sus cajitas de orfebrería,  que llevan inscrito “Granada honra a San Cecilio y fecha del año que corresponda”, con el que la Ciudad de Granada festeja a San Cecilio.  Los Reverendos Sres. Comisarios Sacromontanos, presentarán el pan y el vino. Después de la oración posconmunio, los/as Ilmos./as Sres./as Comisarios/as Municipales iniciarán la entrega del incienso y ramos de flores al Excmo. y Reverendísimo Sr. Arzobispo como preste, diácono y subdiácono, después que están sentados, y a los Sres. Canónigos; y bajando al aprisco, los entregarán al/la Excmo./a Sr./a Alcalde/sa, a la Ciudad y a las Excmas. Autoridades en su orden, que al tiempo que se les da se ponen en pié, y una vez recibidos se vuelve a sentar el que las ha tomado. A continuación el Excmo. y Reverendísimo Sr. Arzobispo impartirá la bendición solemne.

Finalizada la Santa Misa, los asistentes van ordenados al Altar Mayor pudiendo besar, si lo desean, la reliquia del Santo Patrón principal de la ciudad de Granada, presentada por el Excmo. y Reverendísimo Sr. Arzobispo, entrando por medio y saliendo después hacia la sacristía. Tras saludar al Reverendísimo e Ilmo. Sr. Arzobispo, saldrán hacia las Santas Cuevas, acompañados de los Reverendísimos Comisarios Sacromontanos, y estos con los/las Ilmos./as Sres./as Comisarios/as Municipales depositarán ramos de flores en el Horno de San Cecilio y en la Capilla de la Virgen de las Santas Cuevas, tras lo cual podrán visitar la Sala Capitular y el claustro superior de la Abadía.

Granada 3

Posteriormente, todos los invitados pasarán al exterior y podrán presenciar las actuaciones de la Banda de Música Municipal y del Grupo Municipal de Bailes Regionales, con bailes y música granadinos, mientras se ofrece a todos los granadinos asistentes vino de la región, tortas jayuyas, habas y otros productos locales. Podrán visitarse las Santas Cuevas, y posteriormente, la Excma. Corporación Municipal, el Ilmo. Sr. Abad y su cabildo, las Excmas. Autoridades invitadas, accederán al refectorio, salón de la abadía, donde como es tradicional, se tomará un refrigerio, con vino de la comarca, jamón con habas, tortilla del Sacromonte, glorias del convento de Zafra y cuajadas del carnaval albayzineras.

La Excma. Corporación Municipal despedirá a las Excmas. e Ilmas. Autoridades y otros invitados asistentes, y tras saludar a los Excelentísimos e Ilustrísimos. Sres. Arzobispo y Cabildo Sacromontano, se retirará de forma similar que a la llegada, tomando la Ciudad sus coches en el mismo sitio que los dejaron, donde los Reverendísimos Señores Comisarios Sacromontanos despedirán y harán las cortesías a la Ciudad.

 

 

 

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s